Papi

[Total:0    Promedio:0/5]

Papi mataba un cordero

cada cumpleaños

los cuereaba y les sacaba despacito

el corazón

delante de mí

papi sí que sabía de vacas y caballos

a las vacas

las miraba a los ojos

y ellas permanecían impávidas

pensando, vaya a saber uno qué

a los caballos

papi-caballo

les acariciaba las patas con

delicadeza y después

les daba una palmadita

como podrían saludarse los viejos amigo.

Papi me decía “nena, no se dice

puta”

y yo aprendí con inocencia

de cordero

“pu, no….ta, no…-le decía-

puta sí”.

Deja un comentario