Diada

[Total:0    Promedio:0/5]

Despego el párpado
debajo del vientre
tratando de reconocerme en lo hondo:
cálido azogue trenza las líneas de la mano
Mercurio en una mano
-no abras la ventana, todavía
porque no alcanza
para formar un ¿te conozco?-

a esta hora
el movimiento circular
gasta la perspectiva
pero te deja mirar las estrellas.

Deja un comentario